El matrimonio de Coti & Fran tiene la libertad de un encuentro entre amigos y familiares. Una celebración desbordada de emociones desde el primer momento, en el first look de los novios, durante la ceremonia, en la celebración y en la pista de baile.

A Coti la maquillaron y peinaron sus amigos Carla y Giovandy, no hubo nerviosismo, solo risas y complicidad. El viaje comenzó en una micro amarilla que llevó a todos los invitados desde Plaza Italia a un lugar hermoso, lleno de verde y con un río corriendo a pocos metros, donde los esperaban dos mesas infinitas decoradas con mucho cariño y dedicación por los mismos invitados, los que también llevaron las ensaladas, las luces y mil pequeños detalles que hicieron que este día fuera inolvidable.

La celebración duró toda la tarde. Eufórica, energética, apasionada y única.