Max y Elizabeth son una pareja feliz y tienen un amor mágico que se siente en el aire. Apasionados, cómplices y juegan a cada segundo.

Viajamos hasta a Horcón, una caleta muy hermosa en el litoral de la Quinta Región, e hicimos su sesión en medio del ruido de los veraneantes en la playa, comiendo empanadas de queso-camarón, entre pescadores gaviotas y grandes olas. Tuvimos la suerte de encontrar los mejores y más románticos lugares de Horcón, primero su playa, luego un enorme bosque de pinos y para terminar encontramos un circo con sus clásicos camiones.