En un caluroso día de verano hicimos la sesión preboda a Ita & Miguel. Partimos a San Felipe y zigzagueando por caminos rurales encontramos un hermoso paisaje muy típico de la zona central, lleno de parras, coloridos cerros y hasta entramos una cabaña abandonada. Aprovechamos ahí el aire libre y la luz del atardecer para hacer unos románticos retratos, luego disfrutamos de la espontánea risa de Ita & Miguel perdidos en un campo de choclos.